¿Qué aplicaciones tiene el Big data en la industria 4.0?

big data en la industria

La aplicación fundamental de este tipo de industria con el Big Data es la capacidad de clasificación de toda la información recopilada.

Esto permite una mayor facilidad de análisis que permita sacar las conclusiones que permitan introducir mejoras en la producción o en cualquier otra operación de la empresa.

¿Dónde podemos observar los resultados del Big data en esta industria?

Se puede mejorar la eficiencia en la gestión del almacén, con sensores y dispositivos portátiles que permitan mejorar la operativa detectando rápidamente los errores humanos, poder hacer mejores controles de calidad y buscar la mejor rutas de producción o montaje.

Se puede predecir de una manera más precisa la demanda de los consumidores, gracias a la visualización de la actividad mediante un análisis interno (clientes) y externo (novedades y eventos). Esto permite a las empresas obtener una mayor flexibilidad para modificar su cartera de productos.

Con el sistema de Big Data se pueden Identificar las variables que pueden afectar al rendimiento de la fábrica y se pueden eliminar cuellos de botella.

Se puede conseguir un mantenimiento predictivo mediante sensores que pueden detectar posibles fallos en el funcionamiento de las máquinas, este envía una alerta para que se pueda arreglar antes de que se produzca el fallo y así evitar daños mayores.

Estos son algunos beneficios que proporciona el Big Data en los sistemas de producción pero se puede utilizar en otros ámbitos como Seguridad, Optimización de carga, gestión de la cadena de suministro, etc.

A pesar de todas las ventajas del Big Data, muchos pueden pensar que tal ingente cantidad de información acerca del individuo es una invasión de su privacidad y el reconocer un patrón en las búsquedas del usuario supone su exposición a ciertos tipos de productos. Otros creen que plantea un problema de ciberseguridad, ya que tener tanta información disponible del usuario le hace vulnerable frente a posibles ataques.

Por ello, nos hemos planteado una serie de preguntas que permiten reflexionar sobre algunas de las cuestiones que se plantean sobre el Big Data. Invitamos a que se inicie un debate entorno a ellas para intercambiar opiniones indicando la pregunta correspondiente, o plantear incluso alguna otra que pueda resultar de interés para todos.

  1. Contrastando los pros y los contras, ¿existe una respuesta correcta a si el Big Data es “bueno”?
  2. ¿Una mayor información es sinónimo de mayor rendimiento y productividad?
  3. ¿Cómo tratar la información para asegurarte que los datos no lleguen a desbordar y puedan analizarse?
  4. ¿Qué datos pueden llegar a ser tratados para su recopilación y análisis? ¿Dónde está el límite y quién lo decide? ¿Cambiaría si los datos son tratados como un conjunto o de forma individual?
  5. ¿Quién debe asegurarse que no se venda esa información a terceros o se use de manera inadecuada? ¿La propia empresa a través de protocolos y contratos establecidos y transparentes, o un organismo externo independiente o incluso El Estado?
  6. ¿Cómo almacenar tal cantidad de datos? ¿Es necesario invertir en infraestructura?
  7. ¿Qué ocurre si se produce un robo de datos a través de un ataque cibernético?