¿Qué es la Industria 4.0 y la fábrica inteligente?

Fabrica inteligente

El Big data tiene numerosas aplicaciones en todas las industrias y negocios que te puedas imaginar. Hoy vamos a hablar de la fábrica inteligente, y es que no se puede hablar de big data separado de este término y de industria 4.0.

¿Qué es la industria 4.0?

La denominada industria 4.0 se basa en el comienzo de una era en la que la digitalización estará total y absolutamente integrada en todas las fases del proceso, desde la obtención de materia prima hasta el producto/servicio final.

¿Qué es una fábrica inteligente o Smart Factory? Son plantas industriales en cuyo funcionamiento participan las últimas tecnologías, como la IA (inteligencia artificial), el famoso Big Data, Internet Industrial de las Cosas (IIoT) o incluso la robótica. Gracias a estas tecnologías se optimizan todos los procesos tanto de producción como del posterior análisis de resultados.

Disponemos de varios indicadores para medir el nivel de madurez de una fábrica inteligente:

  1. Computarización                            
  2. Visibilidad                                       
  3. Transparencia
  4. Conectividad                                   
  5. Capacidad predictiva                  
  6. Adaptabilidad

Un fundamental de este tipo de fábricas son el data, análisis y posteriores informes de resultados. Los datos obtenidos de una fábrica durante el proceso de producción son un factor indispensable para su productividad. Pero para ser productivas los datos o mejor dicho las herramientas utilizadas para el procesamiento y análisis deben ser eficientes y de fácil entendimiento. De lo contrario, será un pérdida de dinero y de tiempo, dando lugar a una fábrica ineficiente.

¿Qué ventajas ofrece este tipo de industria 4.0? Pues bien, la digitalización de los procesos productivos y de análisis de las fábricas han logrado procesos más flexibles, mejora en el trato con el cliente, producir de manera más eficiente, adaptación constante y rápida a la demanda del mercado, y mejora en la recopilación de datos y resolución de incidencias.

Un conflicto que surge actualmente con este tipo de fábricas es si esto afecta negativamente a la contratación de factor humano.