¿Qué es un robot autónomo industrial?

robot autonomo indutrial

Los robots autónomos son programas diseñados con la capacidad de ejecutar actividades y tareas sin la necesidad de control constante directo de los humanos.

Este tipo de robots, ya se encuentran en miles de sectores como en seguridad, educación o infraestructuras entre otros, pero nos vamos a centrar en el sector de la industria, ya que esta en auge la llamada Industria 4.0.

El objetivo de crear estos robots en sectores industriales no es otro que el de automatizar procesos productivos repetitivos y combinarlos con la mano de obra humana..

Las tareas más habituales que pueden desarrollar este tipo de robots, son las siguientes:

  • Recoger datos sobre el entorno donde se encuentran la industria y evaluar las posibles actividades a realizar, este proceso se realizaría a partir de los sensores que llevan incorporados.
  • Puede trabajar durante largos periodos de tiempo, sin necesitar a penas la intervención humana, solo haría falta un mantenimiento cada cierto tiempo.
  • Son capaces de cambiar el modo operativo con el objetivo de evitar catástrofes o problemas que puedan afectar a la industria. Segundo, buscar una optimización en el proceso, que conlleve una mejora en la producción y por tanto de los beneficios, llegando a eliminar el error humano.
  • Estos robots pueden estar conectados con otros de su misma categoría para poder realizar actividades de coordinación, es decir, tienen la capacidad de comunicarse entre ellos.
  • Reducción en los tiempos de procesamiento de información.
  • Aumento en la seguridad de las instalaciones y protección de los trabajadores.

Se basan en el avance de la inteligencia Artificial y junto con códigos de programación, que desarrollan la llamada ciencia Cognoscitivas. Están diseñados para generar respuestas mediante las programaciones lógicas que les permiten ejecutar el conjunto de representaciones y procesos neurales.

Interpretan los datos detectados por sus sensores que les permite codificar con software una conducta operativa que desemboca en el cumplimiento de las actividades deseadas. Estas son pasadas mediante actuadores que ejecutan la orden y son aplicada por motores que según el sistema final actúan. Es como un método de realimentación de información.

En otras palabras, la diferencia principal entre los robots normales es que estos tienen la capacidad de mejora, ya que tienen capacidad de mejora a través del programa con el que han sido diseñados que les permite captar información de las actividades que realizan y mejorar la producción. Sin necesidad de presencia humana para cambiar el comando del robot, pueden de forma autónoma hacerlo ellos mismos.